Aceleración del Aprendizaje Bogotá.
CORPOEDUCACION
Primeros en Innovación y Calidad
 
Aceleración del Aprendizaje Bogotá.
Principios Pedagógicos.
Aspectos Metodológicos
Aspectos Operativos.
Mis Enlaces
MODELO ACELERACIÓN DEL APRENDIZAJE
El Modelo de Aceleración del Aprendizaje está dirigido a niños, niñas y jóvenes entre los 10 y 15 años de edad que tengan conocimientos elementales de lectura y escritura, que no posean necesidades educativas especiales y que, por razones diversas, no ha culminado la básica primaria. Éste se basa en la creencia incondicional en la capacidad de aprender que tienen todas las personas.



El Modelo recoge elementos importantes de diversas teorías y de lecciones aprendidas a partir de la aplicación de metodologías pedagógicas en diferentes partes del mundo, para que, en conjunto, pueda dar una respuesta acorde con las necesidades de atención educativa de estudiantes en extraedad, que se caracterizan por haber vivenciado experiencias de fracaso escolar, y por esa razón requieren de un apoyo específico para recuperar su autoestima, para alcanzar los aprendizajes previstos para la básica primaria, y para desarrollar las competencias necesarias para seguir estudiando y aprendiendo continuamente, a lo largo de toda la vida.
imagen
Principales Características
Este modelo se sustenta en tres dimensiones básicas: la política, la operativa y la pedagógica. Las dos primeras se refieren al necesario compromiso de las administraciones y organizaciones locales y/o regionales con su realización, para poder combatir el problema de la extraedad. Además de fortalecer el liderazgo y generar capacidad instalada a nivel local, las entidades participantes aportan los docentes y las aulas donde funciona el Modelo, pues éste opera en las instituciones educativas. A su vez, las secretarías de educación desarrollan capacidad para realizar el acompañamiento a su ejecución, a través de un coordinador designado por la autoridad educativa para el efecto, quien lidera el proceso en su área de jurisdicción y recibe apoyo y asesoría técnica.

A su vez, la dimensión pedagógica se estructura en ejes metodológicos sustentados en modelos de probada efectividad. El primer eje es el fortalecimiento de la autoestima, dado que los estudiantes a quienes se destina el Modelo han experimentado muchas situaciones negativas, tanto en su vida familiar y social, como en el ámbito escolar. Se parte del supuesto que una persona que cree en sí misma es capaz de aprender y de salir adelante. Complementariamente, se busca aumentar la resiliencia, para fortalecer en estos niños, niñas y jóvenes las posibilidades de actuar de manera constructiva y positiva aún ante las situaciones más difíciles de sus vidas. Todos estos elementos son coherentes con el principio básico que orienta el Modelo, que es el de la creencia incondicional en la capacidad de aprender que tienen todas las personas.

El segundo eje tiene que ver con la necesidad de organizar los contenidos temáticos de manera tal que motiven a los estudiantes para que desarrollen todas las actividades previstas y alcancen los aprendizajes esperados. Para ello, éstos se estructuraron en siete proyectos en igual número de módulos, cuyos temas fueron seleccionados cuidadosamente para propiciar el “enganche” afectivo y cognitivo de los estudiantes, pues están altamente relacionados con sus imaginarios. Adicionalmente, el trabajo por proyectos ha mostrado una gran efectividad en el marco de otros Modelos y modelos pedagógicos, lo que es un factor indiscutible para lograr el éxito de Aceleración del Aprendizaje.

A su vez, el tercer eje se refiere a la interdisciplinariedad, que se concreta en la organización de los contenidos de las diversas áreas del conocimiento alrededor del proyecto que se está realizando, de manera que adquieren un nuevo sentido, mucho más pertinente y significativo para el estudiante. Esto último se constituye en otro eje del Modelo, que es justamente el de buscar que los aprendizajes sean significativos en todos los momentos de la clase.

Finalmente, el quinto eje es la evaluación, concebida como una acción permanente y globalizante mediante la cual el docente y los estudiantes conocen los avances logrados y los retos que aún quedan por enfrentar para cumplir todos los propósitos y metas de cada proyecto.

Para el estudiante el Modelo dura aproximadamente un año lectivo , y para la entidad territorial o institución que lo adopta su duración se define de acuerdo con la magnitud del problema de extraedad y las metas fijadas por la administración local o por la dirección institucional para erradicarlo.

El Modelo, a través del conjunto de los siete los módulos, abarca los contenidos de los cinco primeros grados de la educación básica primaria, los cuales son trabajados de manera integrada en los proyectos, cuya temática es apropiada para la población estudiantil con estas características.

Para que se pueda aplicar el modelo de manera apropiada, se conforman grupos de máximo 25 estudiantes, número adecuado para garantizar el éxito de todos. Esto va en estrecha concordancia con las conclusiones de diferentes estudios internacionales acerca de los factores escolares que inciden en la obtención de mejores aprendizajes, los cuales muestran que en la básica primaria los resultados son superiores si los grupos son menores.

Para que el Modelo pueda ser aplicado apropiadamente, los docentes que lo desarrollarán, así como los coordinadores territoriales, funcionarios de secretarías de educación y/o de instituciones de carácter privado y directivos reciben una capacitación inicial en la que se estudian sus fundamentos teóricos y metodológicos a través de la técnica de taller, la cual les permite interactuar con sus pares e intercambiar conocimientos, vivencias y experiencias. Este proceso de formación inicial es reforzado durante todo el año lectivo con acompañamiento, visitas a las aulas, talleres sobre temas específicos y asesorías técnicas presénciales y virtuales que son prestadas tanto por los coordinadores territoriales como por equipos técnicos del nivel central.

Finalmente, se espera que cada grupo de estudiantes cuente con una biblioteca de aula conformada por libros de literatura infantil y juvenil, pues otro gran propósito del Modelo es fomentar el gusto por la lectura, mediante el acercamiento a diferentes tipos y estilos de expresión literaria. Esta biblioteca, cuya composición puede ser complementada localmente por un mayor número de títulos o por otros materiales para los estudiantes y los maestros (videos, juegos didácticos, entre otros), también contiene diccionarios y atlas que apoyan la realización de diversas actividades planteadas en los módulos.

Estas características generales del Modelo de Aceleración del Aprendizaje son las mismas que fueron definidas por el gobierno de Brasil para la aplicación del Modelo con el mismo nombre en ese país, y son las que enmarcan la presente propuesta técnica, que se llevará a cabo en los términos que se describen a continuación.